27 oct. 2011

Mi vida se consume a la vez que lo hace mi cigarro, le siguen mis ganas de llorar, mi malestar, mi felicidad en cambio sube como la espuma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario