19 jul. 2011

No seré la más morena, ni la más alta, ni la más cabezona, ni la más borde, ni la más impaciente, ni la más soñadora, ni la más guapa, ni la más simpática, ni la más graciosa, ni la más feliz, ni la más glotona, ni la más amable, ni la más querida, ni la más chula, ni la más pija, ni la más atrevida, ni la más tímida, ni la más esbelta, ni la mejor escritora, ni la mejor consejera, ni la mejor acompañante, ni la que mejor escucha, ni la que mejor comprende, ni la que más ríe, ni la que más llora, ni la que más se enfada, ni la que más se arrepiente, ni la que más reflexiona, ni la más fea, ni la más enamoradiza, ni la que mejor bucea, ni la que peor cae, ni la que tiene más amigos, ni la que más adora la fiesta, ni la que más piensa en todo, ni la que más tiene, ni la que más necesita, incluso tampoco seré un ejemplo a seguir, pero una de las cosas que más claras tengo es que, estoy muy contenta y feliz con lo que tengo, también soy única, especial y feliz y eso es lo que más me importa

2 comentarios:

  1. Claro (: hay que aprender a ver nuestras virtudes y convivir con nuestros defectos, tambien a apreciar al máximo lo que tenemos :D
    Un gran beso !

    ResponderEliminar