19 oct. 2011

Mira al espejo, ¿qué ves? Veo una caja de sorpresas, una persona que lucha por lo que quiere hasta conseguir, que si hace falta puede oír mil veces un 'no' y que, hasta que no escucha el 'sí' no para, a una persona que quiere muchísimo a su gente y que da la vida si hace falta por ellos, una persona cabezota que defiende sus ideas pero que, también escucha las de los demás y ante todo las respeta. Observo a una persona simpática con todo el mundo, que no aguanta ver a nadie mal sea quien sea por eso, los ayuda en lo que puede, una chica quinceañera pero madura, a veces un poco loca pero, lo justo, es decir, que cuando hay que estar serio no está con bromas. Puedo ver a una persona feliz con una sonrisa las 24 horas, pero también que ha sufrido lo suyo, que por ello podría ser peor persona y aun así no lo es. Veo a una persona algo despistada y desordenada a veces pero que, al final lo que tiene que hacer lo hace, una persona que habla por los codos con todo el mundo, una persona exigente consigo misma para conseguir lo que se propone, una persona que cuando está cansada se despista un poquito, una persona que aunque no le guste lo que haya, tiene por obligación prestar interés, una persona con objetivos y metas, que es feliz con poco y aprecia absolutamente todo lo que la rodea, esa soy yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario