31 jul. 2011

Tú tienes unas cartas no has podido ni elegirlas, ni cambiarlas. Lo único que has podido hacer es aprender a jugarlas como quieras, a tu manera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario