24 jul. 2011

Debes recordar que sin los malos momentos los buenos no serían tan especiales, que lo pequeño se hace grande día a día, que sin haber sido cobarde alguna vez nunca podrás ser valiente, que si no empiezas poquito a poco nunca acabarás, que si no empiezas desde lo más bajo nunca llegarás a lo más alto, que si nunca has tenido miedo nunca podrás ni sentir ni decir sinceramente "no tengo miedo", que si nunca has llorado ni lo has pasado mal nunca podrás ser feliz de verdad, que si nunca has soñado con algo nunca lo apreciarás en su totalidad. En resumen, el mundo es irónico si no has llorado no sabrás reír, si no has caído no sabrás levantarte. Tenlo en cuenta siempre

No hay comentarios:

Publicar un comentario